viernes, 9 de diciembre de 2011

362 / ¡MAMÁ QUIERO UN MÓVIL NUEVO! (CONSUMO RESPONSABLE)


Os dejo el material editado por la CEAPA (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos), en este documento se proponen una serie de cuestiones para educar en el consumo responsable:
Lo que hay que hacer para educar a los niños en el consumo responsable:
  1. Hablar en casa con ellos con naturalidad sobre los gastos, lo que supone el dinero, las dificultades para pagar algo etc. Enseñarles los gastos e ingresos de la administración de nuestra casa.
  2. Siendo coherentes con nuestros consumos. Por ejemplo no usar y tirar todo porque sea viejo, intentando reciclar lo más posible.
  3. Progresivamente, darles responsabilidad sobre el dinero que reciben, con relación a la comprensión que tengas de su uso y su finalidad.
  4. Charlar con ellos sobre los anuncios y la publicidad. Aprovechar esos momentos juntos ante el televisor para dialogar sobre estos temas.
  5. Enseñarles a decir que no, dejándoles que en casa también puedan razonar, argumentar, opinar, criticar, sintiéndose valorados aunque no estén de acuerdo con nuestras ideas.
Lo que se debe evitar:
  1. No darle jamás todo lo que nos pide. Es absolutamente falso que un niño sea más feliz porque tiene acceso a más cosas. O aquello de que “yo no lo tuve en mi casa y ahora quiero que él lo tenga”. Dándole todo lo que quiere solo conseguiremos que no valore nada y que, por lo tanto, tenga dificultades para disfrutar de las cosas.
  2. Decirles que “no” es muy educativo. No cedamos a sus lloros, dramas, caras, frases dolientes. Aunque las haga en público. No es extraño conocer a padres y madres, que aun con dificultades para llegar a finales de mes, por no soportar las insistentes peticiones de sus hijos, ceden y se gastan el dinero que no tienen en un capricho de su hijo o hija.
  3. No intentemos sustituir nuestra falta de tiempo con ellos regalándoles cosas. Dándole cosas a cambio de mi tiempo o de
    mi cariño duplicamos el problema. Por un lado, la falta de afecto, por otro lado, conseguiremos que crea que recibir cariño.
Pincha aquí para descargar el documento.